Farandula

Pepe Aguilar compartió como vivió los últimos minutos de su madre, Flor Silvestre

Pepe Aguilar abrió su corazón y decidió compartir con sus seguidores cómo vivió la muerte de su madre,

Flor Silvestre, a través de su “VideoVlog” que publica cada semana en su canal oficial de YouTube. El intérprete de “Prometiste” platicó con sus fans cómo fue el momento exacto en el que le habló la enfermera de su mamá para comunicarle que era urgente que fuera al Soyate, pues su madre no estaba bien.

“En la mañana recibimos una llamada de la enfermera de mi madre que urgía que fuéramos de inmediato al Soyate y yo ya sabía de lo que se trataba, hice una pequeña oración, meditación, una conexión enviando todo mi respeto y amor a su alma”, mencionó Pepe Aguilar.

“Cuando llegamos mi madre ya había muerto, fue un golpe muy fuerte. Pensé que a mi edad, con todo lo que he vivido y he trabajado, pensé que iba a estar con menos dolor y no, fue un dolor profundo de los más fuertes que he sentido”, agregó. En el video compartido por Pepe Aguilar, el cantante hace un recuento de lo que fue el último semestre para él y su familia, en donde destacó varios momentos positivos y negativos, como las múltiples veces que Flor Silvestre se enfermó, pero todas las libró.

“Junio fue el primer mes del año donde mi madre comenzó a ponerse mal y esto fue en forma de tifoidea, ya para la misa de mi padre no se sentía nada bien, y después de la misa se vino para abajo rapidísimo porque llevaba varios días sin comer ni tomar agua”, mencionó “Pensábamos que no la libraba mi mamacita, pero como arte de magia con esa alimentación que le pusieron por la vena comenzó a recuperarse y recuperarse, a la semana ya estaba comiendo, riendo y dando lata como siempre”.

Por último, el cantautor recordó el último cumpleaños de su madre, el cual fue inolvidable por el gran momento que pasaron todos y porque por primera vez vio tomar a su madre unos rompopes. “Mi esposa le llenó la casa de flores, fue un día muy bonito inolvidable y único porque mi madre no tomaba y estaba cumpliendo 90 años y se le antojo el rompope, a mi me encantó que se le antojaba un rompope. Con la aprobación de los doctores tomó sus rompopes, se tomó cuatro y se puso panfila a sus 90 años y todo mundo muy feliz la verdad fue una tarde inolvidable una de esas que queda para siempre”, finalizó Pepe Aguilar.